logo

logo

Escoge tu ciudad

Cambiar de ciudad

Suscríbete a nuestras ofertas

¡Corre contra la astenia primaveral!

¡Corre contra la astenia primaveral!

​La Primavera, con sus suaves temperaturas y el aumento de horas de luz, es una estación propicia para practicar deportes al aire libre... Sin embargo, la astenia (cansancio o decaimiento físico) puede generarnos "malas sensaciones en nuestros entrenamientos" y las piernas pueden parecer que pesan más de lo normal. Te mostramos cómo evitar la astenia primaveral.

La astenia primaveral es un trastorno, que puede manifestarse de múltiples maneras, debido a que nuestro cuerpo se está adaptando a la nueva temperatura, horario y humedad de la estaciónSi durante estos días tienes la percepción de sentir cansancio y somnolencia durante el día, una extraña sensación de falta de energía, dificultad para conciliar el sueño o pérdida de apetito, puede que estés padeciendo astenia primaveral. En ocasiones, incluso, puede venir de la mano de otros síntomas como irritabilidad, ansiedad, cefaleas o falta de motivación.

No te preocupes, no se trata de una enfermedad. Los especialistas no dejan de remarcar que se trata de un "síntoma" que produce cansancio o una merma importante de energía. De hecho, la palabra "astenia" viene de la nomenclatura médica para describir el cansancio. La disminución de la melatonina (esa hormona que se encarga de regular nuestros ciclos de sueño) puede arrastrar a la serotonina o a las endorfinas, generando un bajo ánimo y falta de motivación.

Combatir la astenia con el Running:

  • CORRER: No existe mejor remedio para luchar contra la falta de energía que crearla corriendo. La mejor solución es siempre ponerte tus zapas y salir a disfrutar del aire libre. Al correr generamos endorfinas, es la medicina natural más efectivo contra la apatía. Para generar endorfina, dopamina o serotonina, la solución óptima es el deporte.
  • FARTLEK: El fartlek o cambios de ritmo son uno de los ingredientes básicos para luchar contra la astenia. Cambia tus entrenamientos, hazlos divertidos, duros y dinámicos. Evitar la monotonía es algo básico en una situación de astenia. Parece paradójico pero no lo es: combatir el cansancio con una actividad exigente que, a priori, podría generarnos más cansancio es la clave para activar nuestro cuerpo.
  • DESCANSO: Es la parte fundamental de cualquier entrenamiento. Sé riguroso con tus horarios de entrenamiento, pero tienes que serlo aún más con tus rutinas de descanso y de sueño. Un ciclo regular y sólido de sueño es la clave para poder digerir todas las tareas y exigencias de nuestro día a día. Las buenas temperaturas nos invitarán a vivir la noche con más intensidad que las horas de calor, pero recuerda que si no descansas las horas necesarias, echarás más leña al fuego de la astenia. De igual manera, intenta mantener los horarios de tus comidas.
  • ALIMENTACIÓN: La alimentación juega un papel clave en nuestra salud. Cualquier déficit nutricional puede agravar la sensación de fatiga. Así que es aconsejable mantener una dieta equilibrada que aporte todos los nutrientes necesarios: Rica en frutas y verduras. Son ricas en agua, fibra, vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes. Aumentando el consumo de pescado. Ricos en proteínas y bajas en grasas. Tomando suficientes cereales (preferiblemente integrales), legumbres y tubérculos. A veces en esta época aumentan los planes de 'operación biquini' en las que hay un déficit energético exagerado que nos deja sin energía.
  • HIDRATACIÓN: Es algo innegociable en el organismo de cualquier runner. Como sabes, una buena hidratación siempre es beneficiosa para el cuerpo. Se recomienda beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día, especialmente en época de más calor. No escatimes en hidratación nunca.
  • SOL: No le tengas miedo al astro rey. Su energía hace posible la vida en nuestro planeta. Y, además, la sensación de sentir el contacto del sol en nuestra piel es un regalo. Entrenar (ojo, no en las horas de más calor) tomando el sol hace que aumentemos la producción de vitamina D, básica para regular nuestro ritmo circadiano. Intenta salir a correr entre tres y seis horas antes de acostarte, si no puede excitarte en exceso y, por tanto, perjudicar tu sueño.
  • VITAMINA C: Los especialistas en astenia reconocen que consumir alimentos ricos en vitamina C frena el cansancio y hace que desaparezca la fatiga. Encuentra grandes cantidades de esta vitamina esencial en verduras como el pimiento, tomate o en cítricos (naranjas, kiwis, fresas…).
¿Cómo funciona el corazón de un corredor?
Prepara tu mente para el maratón